Kaizen, un paso más cerca del éxito

Si buscas kaizen en un diccionario de palabras en japonés vas a encontrar una definición equivalente a “mejoramiento”, nada más, sin embargo esta palabra está en el origen de los procesos de producción de altísima calidad que han hecho sobresalir a este país.

Kaizen no sólo se ha transformado en una filosofía de mejoramiento continuo que se aplica en fábricas, organizaciones y sesiones de terapia psicológica, sino que ha sido el punto de partida para la creación de sistemas que logran mejores resultados en todo tipo de áreas.

Aplicar el kaizen es muy sencillo. Aunque se ha creado una industria en torno a esta palabra, que promociona asesorías especializadas y entrenamientos profundos para aplicarla en organizaciones inmensas, tú puedes adoptar sus principios para que puedas aprovechar sus beneficios. Estos son los pasos a seguir:

Ya sea que quieras hablar un idioma nuevo, terminar de leer un libro que compraste hace meses o vivir en espacios más ordenados el kaizen es una aproximación muy útil para lograr estos objetivos.

  1. Observa tu entorno pero obsérvalo en serio. Fíjate en qué podrías mejorar. Para aprender un idioma nuevo puedes seguir la norma de entender el significado de una palabra nueva cada día, pero solo una y hacer esto todos los días. Con el paso del tiempo verás cómo se multiplica tu vocabulario.
  2. Fragmenta tu objetivo. Muchas veces sientes que fracasas al intentar cumplir una meta porque sobreestimas lo que puedes hacer en un mes o un año pero, simultáneamente, subestimas lo que puedes hacer día a día. Si quieres bajar 10 kilos plantéate la posibilidad de hacerlo en 10 meses y no en uno, acercarte de este modo a tu objetivo hace más fácil modificar hábitos y sostener el cambio positivo a lo largo del tiempo. Si por el contrario, decides bajarlos todos de golpe con una dieta que te mata de hambre lo más probable es que el día 5 la odies y no quieras saber nada de ella.
  3. Encuentra otros aspectos para mejorar. Después de celebrar tu primer logro continuar con el mejoramiento va a ser más sencillo, por lo tanto será un buen momento para analizar qué otras áreas de tu vida podrían beneficiarse con este método. Mantente alerta a los pequeños cambios que puedes ejecutar a diario, así en unos meses podrás mirar con orgullo el camino que recorriste.

Por último recuerda que éxito es aquello que te hace feliz, búscalo, defínelo y si la definición no te convence bórrala y empieza a crear otra hasta que encuentres una que te satisfaga.

Para saber más de kaizen te recomendamos el libro de Masaaki Imai, Kaizen La clave del éxito japonés

Liliana Gonzalez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *